Los Autores

Karel Čapek

Nació en 1890, en un pequeño pueblo en Bohemia, en lo que sería Checoslovaquia luego de la disolución del imperio austrohúngaro. Se doctoró en Filosofía en Praga y trabajó como periodista y dramaturgo. Fue el líder de la primera generación de vanguardia en las artes y las letras checas, y fue traducido y celebrado en toda Europa y en América. Varias de sus novelas y obras de teatro son clásicos de la ciencia ficción, en los que la sátira y la discusión de ideas nunca estorban el placer de la lectura. Entre sus obras de teatro pueden destacarse R.U.R. (1920), que impuso la palabra “robot” —inventada por su hermano Josef—, El caso Makropulos (1922), Adán el creador (1927) o La Peste blanca (1937). Entre sus novelas, La fábrica de absoluto (1922), Krakatita (1924), y la extraordinaria Guerra de las Salamandras (1936). Karel Čapek murió en 1938, meses antes de que los nazis ocuparan Checoslovaquia.

Ver publicaciones

Profesor Ian Giger

Nació en Estocolmo, Suecia, en 1960. Su infancia no ha dejado rastros memorables. (“Esos que dicen que escribían a los 8 años me parecen unos p…”) Se licenció como químico en la Universidad Nacional de Gotemburgo. Antes de dedicarse a la literatura, enseñó Química Inorgánica I en la Universidad Estatal de Reikjavic. Comenzó su carrera con cuentos cortos publicados en revistas como Bolsson Auriga, El pescador moderno y Me casé con mi prima (una picaresca publicación que se burlaba del gran problema islandés). Pronto descubrió a los grandes de la ciencia ficción. El éxito de Adiós, Orban, una confusa pero sólida novela de amor interestelar, lo decidió a dejar la universidad y dedicarse de lleno a la escritura. En su múltiple producción merecen destacarse Inmortales en la Luna, Los ocotes fractales de Ganímedes, ¡No soy un juguete, Mordorg! y Último verano en Venus. Hoy, radicado en California, divide sus horas entre la literatura popular de ciencia ficción, el alcohol, y su pasión por el estudio de la mitología nórdica. Con la publicación de El efecto Phobos y Los gusanos gigantes de la Luna, Libros del Cosmonauta inició un ambicioso plan para dar a conocer la obra de Giger en nuestra lengua.

Ver publicaciones

Angel Mosquito

Nació a las afueras de Buenos Aires en 1976. Forma parte de la generación de historietistas surgido en el movimiento independiente de los años 90. Trabajó como caricaturista e ilustrador en medios periodísticos durante un par de décadas, mientras se dedicaba en paralelo a hacer historietas. Fue parte del sello independiente La Productora y del blog Historietas Reales. Hoy es parte de la editorial Libros del Cosmonauta. Trabajó para diarios y revistas, editoriales nacionales y extranjeras, blogs, industrias y comercios. Hizo tiras diarias, semanales y mensuales, también libros. Algunos ejemplos son Morón Suburbio (La Productora), El granjero de Jesú, La Calambre (Maten al mensajero), Conurbania, Qué capo que debo ser y, junto a Federico Reggiani, La mueca de Dios, Tristeza, Vitamina Potencia, Los visitantes del agujero del comedor (Maten al mensajero) y 30 millones (La Cúpula, España). Su trabajo en conjunto más reciente es Roque y Gervasio, pioneros del espacio. Hoy trabaja de granjero real, además de seguir dibujando de forma comercial y autoral. Vive en el extranjero.

Ver publicaciones

Gini Regan

Nació en Montandewshire, Alabama. (Nos ha pedido que no develemos su edad, ¡respetemos la coquetería de Miss Regan!). Vive con su familia en su pueblo natal, a pesar de algunos conflictos que le ha generado su exitosa carrera como escritora de libros de ciencia ficción pornográfica, sobre todo a partir del caso "Gini Regan vs. Amigos de la Biblioteca Pública de Montandewshire". Obras como "El despertar de la boa", "Asteroide de carne", "Planeta caliente" o "Las devoradoras de carne humana de Venus" le han ganado una sólida aunque equívoca reputación. Libros del Cosmonauta editará sus novelas censuradas para consumo familiar.

Ver publicaciones

Federico Reggiani

Nació en La Plata en 1969. Es escritor, bibliotecario y guionista. Fue uno de los fundadores de Historietas Reales. Además de sus colaboraciones con Angel Mosquito, ha publicado Autobiógrafo (dibujos de Fran López), Dos Estaciones (dibujos de Rodrigo Terranova) y Don Quijote Manga (dibujos de Sergio Coronel). Ha publicado también artículos de investigación sobre historieta y reseñas de crítica cultural en diversos medios.

Ver publicaciones

Olaf Stapledon

Nació en Inglaterra en 1886. Estudió Historia y en 1925 recibió el doctorado en Filosofía por la Universidad de Liverpool. En la Primera Guerra Mundial fue objetor de conciencia y recibió la croix de guerre del gobierno francés por su tarea como conductor de ambulancias. A partir de Últimos y primeros hombres (1930) inició una breve pero intensa obra de ficción especulativa y demostró un sorprendente talento para la invención de mundos a una escala cósmica que ha alimentado a la ciencia ficción desde entonces. Según Borges, “la obra de Stapledon deja una impresión final de tragedia, y aun de severidad, no de irresponsable improvisación”. Entre sus obras pueden citarse Juan raro (1935), Hacedor de estrellas (1937), Sirio (1944) y Criaturas de fuego (1947).

Ver publicaciones

Roberto von Sprecher

Nació el 4 de julio de 1951 en Allen, Río Negro. Es abogado sin ejercicio, licenciado, magister y doctor en Ciencias de la Información. Opina que conseguir títulos universitarios es muy sencillo. Fue Profesor Titular de Sociología y Comunicación y Trabajo Social en la Universidad Nacional de Córdoba: fue docente por necesidad y casualidad, pero le encantó trabajar con los alumnos, y publicó pilas de libros académicos y/o científicos. Allí dirigió durante varios años el equipo de Investigación y Crítica de la Historieta Argentina. Dibujante frustrado, esporádico guionista de historietas (escribió entre otras cosas dos bellos libros: Ruta 22 con dibujos de Nacha Vollenveider y Ani, con dibujos de Lauri Fernández), actualmente está jubilado y se dedica a leer y escribir. En una crisis matrimonial destruyó su producción literaria desde la secundaria hasta los 33 años. Pero escribió mucho más, y su tarea actual es corregir y eliminar muchos cuentos. Escribir algunos nuevos también, por lo que necesitaría seguir lúcido hasta los 80, aunque dice que es probable que muera mañana. Admira a Muñoz y Sampayo, a Jiro Taniguchi, a Hugo Pratt, a John Ford, a Faulkner, a Conrad, a Borges, a Saer, a Cormac McCarty, a Proust. Toma bourbon y cerveza negra.

Ver publicaciones
www.000webhost.com